San Pablo sopa y pan

San Pablo sopa y pan

Los domingos de noche equipos salen de nuestra iglesia San Pablo para repartir sopa y pan a los hijos e hijas de Dios que están en situación de calle. No sabemos quién recibe más, porque a nosotros nos hace bien salir afuera de la iglesia. Al salir encontramos a Dios en los lugares menos esperados. Vemos a un Enrique que se preocupa por su “vecino” de la calle de enfrente que hace tres días que no se mueve, triste porque no puede ayudar más; hablamos con Nicolás que se queja del frío y no porque le faltan ambos brazos. Nicolás nos dice que él sabe pintar, pinta con sus pies, pinto caballos, que tampoco tienen brazos y corren fuertes y libres. Encontramos una felicidad profunda en hacer algo por nuestro prójimo, ese prójimo que necesita algo de lo que nosotros tenemos y podemos darle. Sin embargo nuestros hermanos en la calle reciben 1% de que lo que nos dan a nosotros: sonrisas, palabras buenas, gratitud, bromas, historias, solidaridad.

Oremos para que los equipos que salen domingo a domingo puedan seguir sintiéndose en las manos de Dios que ama sus niños en situaciones difíciles.

Colin Rogers

 

Categorías: Noticias