jóvenes protestantes con presidente alemán

Jóvenes protestantes uruguayos dialogan sobre derechos humanos e inclusión con presidente de Alemania

El pasado sábado 16 de julio el presidente de Alemania, pastor y activista por los derechos humanos, Joachim Gauck en el marco de su visita oficial a Uruguay, mantuvo un encuentro con un grupo de jóvenes representantes de la sociedad civil y de los partidos políticos. El eje del diálogo fue “Jóvenes e inclusión social” y el estilo de comunicación pastoral y descontracturado del presidente ayudó a romper rápidamente el hielo.

El marco era un pequeño anfiteatro con una mesa redonda al centro donde se encontraban los cuatros jóvenes que mantendrían el intercambio mano a mano con el presidente, a su vez estaban rodeados por un sector con la delegación oficial que acompañaba a Gauck y otra con jóvenes.

La mesa junto al presidente estaba moderada por Matías Rodríguez, ex director del Instituto de la Juventud y actual director de políticas sociales del MIDES (Ministerio de Desarrollo Social), quien realizó una introducción a la realidad de las juventudes uruguayas destacando que se han desarrollado políticas públicas de juventud pero que igualmente “no es fácil ser joven en Uruguay”.

Le siguió en la presentación, Lucía Galo, diputada suplente en el Parlamento, quien planteó que vivimos en una sociedad gerontocrática, donde los jóvenes tienen dificultades de acceder al poder político. Por otro lado compartió los principales temas donde algunos sectores de jóvenes tuvieron un rol importante a nivel político (leyes de salud sexual y reproductiva, matrimonio igualitario y legalización de la marihuana). También enfatizó en la experiencia de movilización política en relación al plebiscito de no bajar la edad de imputabilidad penal, donde participaron jóvenes de diferentes partidos, grupos sociales y religiosos.

El presidente Gauck escuchaba atentamente todos los aportes y generaba comentarios y preguntas muy atinadas, desde un enfoque ético profundo de respeto y valorando el trabajo que se desarrolla en Uruguay.

Lucia Barros, directora de la Obra Ecuménica del Barrio Borro (Fundación Pablo de Tarso) planteó el desafiante trabajo que realizan con más de 140 niños, niñas, adolescentes y sus familias. El contexto del barrio signado por la estigmatización social que vive y una realidad de adolescentes con dificultades con la ley y de expulsión del sistema educativo. También habló de los excelentes resultados a nivel académico y social que se obtienen cuando el Estado junto a la sociedad civil lleva adelante políticas de calidad y con integralidad. El presidente enriqueció el intercambio con recomendaciones y preguntas sobre el rol de voluntarios, iglesias, empresas y la enseñanza de oficios.

La última presentación estuvo a cargo de Nicolás Iglesias Schneider, coordinador de Espacio VAR (Voluntariado, Arte y Reflexión) un proyecto de la Iglesia Metodista y de Fe En la Resistencia un proyecto que busca registrar los testimonios de resistencia a la dictadura desde las comunidades de fe. En este diálogo, Nicolás le preguntó al presidente Alemán sobre las experiencias de inclusión de personas refugiadas y migrantes que tienen en su país y que puedan orientar nuestra reciente experiencia en Uruguay. El presidente Alemán estaba muy entusiasmado con el tema, su respuesta estuvo centrada en el desarrollo de “políticas de bienvenida” y que la sociedad receptora no ubique los refugiados y migrantes en “guetos”. Así mismo ubicó que en la sociedad alemana existe una actitud ambulante entre cultura de bienvenida y la xenofobia. “La integración es un reto enorme para la coalición de gobierno actual y la sociedad en general”, dijo Gauck. Al tiempo que le recordaba que: “Los miedos son normales, pero nunca se debe permitir que sean mayor que el valor y el coraje”.

A su vez Iglesias compartió el trabajo con el film documental “Fe en la Resistencia” que busca recoger testimonios de referentes religiosos que se opusieron a la dictadura en Uruguay. En este sentido y en base a la experiencia del presidente en el trabajo con archivos de la Alemania Oriental, se le pidieron recomendaciones para abordar el tema de memoria, verdad, justicia y reconciliación en nuestro país. El presidente a su vez es pastor, y no dudó en citar el evangelio de Juan “la verdad los hará libres” y agregó “no permitan que les llamen revoltosos por querer conocer sobre los delitos de la dictadura”. Esto generó una gran emoción en los jóvenes presentes, el presidente tuvo una palabra ética y evangélica clara “No se puede enterrar la dignidad de las víctimas, hay que resaltar la verdad histórica, deslegitimar a los victimarios”.

 

Categorías: Noticias